skip to Main Content
El Polietileno En La Construcción De Tuberías.

El polietileno en la construcción de tuberías.

El polietileno, junto a otros plásticos, representa un elemento fundamental en la construcción de tuberías desde hace aproximadamente medio siglo, y es que presenta una serie de ventajas muy destacables que lo hacen un material óptimo para el desarrollo de conductos.

De entre sus características más destacadas podríamos encontrar su bajo peso, que permite un transporte muy eficaz, así como una manipulación e instalación más sencillas.

Señalar que se trata de tuberías resistentes, tanto al óxido como a la corrosión. Los terrenos abrasivos no afectan a su estructura, así como los agentes ácidos, bacterias u hongos. Esta es una de las características más positivas que presentan estas tuberías frente a las tradicionalmente fabricadas con metal, más vulnerables frente a la corrosión.

La instalación de este tipo de tuberías, en parte debido a su ligereza, es más económica y sencilla que la de otro tipo de materiales, lo cual las convierte en una de las opciones más favorables. Su posibilidad de ser modificadas sin necesidad de calor son un añadido en esta característica.

Su vida útil y su mantenimiento son otro de los valores añadidos que aporta el polietileno. A una profundidad adecuada, que mantenga las tuberías ajenas a agentes externos, podemos hablar de hasta cien años de vida útil, sin requerir de ninguna clase de mantenimiento durante este periodo.

Como último elemento a destacar, en referencia a una de nuestras preocupaciones clave, el polietileno es un material reciclable y, por tanto, nos permite darle nuevos usos una vez concluida su vida útil.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back To Top